Cirrosis hepática

cirrosis hepaticacirrosis hepatica hepatitis higado

Cirrosis hepática

Para comenzar, vamos a enterarnos que funciones tiene nuestro hígado.

Nuestro hígado tiene más de 500 funciones, es el responsable de filtrar todos  los alimentos y líquidos que consumimos.

Es el responsable de eliminar toxinas y purificar los nutrientes.

El hígado  metaboliza las proteínas, hidratos de carbono, grasas, los que proporcionan energía y nutrientes.

Este filtra la sangre para ayudar a eliminar bacterias y sustancias nocivas.

En este artículo hablaremos de lo que es la cirrosis hepática.

Precisamente por los daños que a través del tiempo y la función que tiene nuestro hígado se van haciendo.

Por ello requerimos de cuidarlo de manera extrema, es al órgano que debemos de agradecer  la función que realiza en nuestro cuerpo.

Que es cirrosis hepática

Escuchamos hablar de cirrosis y la relacionamos de inmediato con alcoholismo, claro que tiene que ver en gran parte de los casos.

Sin embargo, la cirrosis es un estado patológico del hígado, se destruyen los tejidos y la estructura vascular del hígado.

En estos casos el hígado se endurece y se encoge, este produce cambios en su estructura original.

Pasa el tiempo y el hígado va proliferando su tejido conjuntivo, el estado de este también se conoce como hígado cirrótico.

Este tipo de cambios limitan las funciones del hígado, lo que con el tiempo pueden suceder complicaciones.

Poniendo en riesgo la vida de quien lo padece.

De acuerdo al aspecto del hígado se puede clasificar en tres tipos de cirrosis hepática:

La cirrosis micronodular, la macronodular y un tipo mixto, este presenta tanto nódulos pequeños como grandes.

Pero cuando la cirrosis se debe al consumo de alcohol, la mayor parte de los casos presenta cirrosis micronodular.

Y cuando la causa se presenta por virus de hepatitis tiende a tratarse de cirrosis macronodular o de tipo mixto.

En este sentido, la cirrosis hepática se puede manifestar a través de diferentes síntomas.

Estos pueden presentar distinta gravedad dependiendo el caso, un porcentaje de personas dañadas no presentan síntomas.

Estos se pueden ser conocidos como cirrosis hepática latente.

Pero cuando se trata de una cirrosis hepática que se manifiesta muestra signos del hígado se encuentra dañado o que existe esta enfermedad.

Algunos síntomas de Cirrosis hepática

Se requiere revisar con especialista si presenta los siguientes síntomas, independientemente de la causa de la cirrosis.

Hinchazón por encima del ombligo o presión en esa zona.
Si siente agotamiento.
Si le dan nauseas o vómitos.
Revise si tiene pérdida de peso, que no sea por dieta o alimentación sana.
Cuando sienta malestar general.
En otros casos los síntomas que caracterizan la cirrosis hepática son los que se muestran en la piel:
Les nombran arañas vasculares, estas aparecen más comunes en el cuello y rostro.
Cuando los labios y lengua tienen color muy rojo y brillante.
También el enrojecimiento del meñique y el pulgar.
Revise cuando vea sus uñas totalmente blancas.
Tiene adelgazamiento de la piel.

Es importante acudir con su especialista ya que no precisamente pueden diagnosticarse como una cirrosis hepática.

Sin embargo, debe estar alerta a su salud lo mejor es descartar cualquier sospecha.

Ya que cuando se trata de cirrosis hepática puede tener la atención adecuada.

Y una vez tratada por su especialista puede tener una buena calidad de vida de acuerdo a lo que su médico le indique.

Ya que con una dieta especial y tratamiento, puede sobrellevar dicha enfermedad.

Cuando existe un claro empeoramiento de la función hepática sus síntomas son más claros.

La coloración amarilla en el blanco de los ojos y de la piel.

Existen trastornos en la coagulación de la sangre.

También la encefalopatía hepática, esta ocurre cuando el hígado no puede ya realizar su función adecuadamente.

Cirrosis hepática

Conclusión
Es muy importante estar revisando la función de nuestro hígado ya que tiene una función muy importante en nuestro organismo.

Cuidar el consumo de grasas ya que esta también afecta, puede hacer un hígado graso.

Lo anterior puede desencadenar varios problemas con nuestro hígado.

El consumo de alcohol excesivamente es un riesgo muy grande para la afectación de nuestro hígado.

Por otra parte cuidar cuando existen virus de hepatitis, ya que puede ocurrir un contagio.

Cuida tu salud

Cirrosis hepática

Be the first to comment on "Cirrosis hepática"

Leave a comment

Your email address will not be published.